Características y presupuestos del delito de feminicidio intímo

Delito de tenencia ilegal de armas: distinción entre tenencia ilegal y posesión ilegal
25/05/2021
Alcances típicos del delito de minería ilegal en el ordenamiento jurídico
30/05/2021
Mostrar todo

Características y presupuestos del delito de feminicidio intímo

Recurso de Nulidad N° 125-2015 Lima

Esta sentencia emitida por la Sala Penal Transitoria de la Corte Suprema que declara-en el caso en concreto- no haber nulidad en una sentencia de segunda instancia expedida en el marco de un proceso penal por delito de feminicidio en el grado de tentativa, conforme al fundamento décimo séptimo, distingue doce tipos de feminicidios: íntimo, no íntimo, por conexión, infantil, sistémico, racista, por ocupaciones estigmatizadas, por prostitución, por trata, por tráfico, transfóbico y lesfóbico. Esta sentencia no desarrolla a mayor escala los doce tipos de feminicidio que advierte la Corte Suprema.

La forma más común de violencia experimentada por las mujeres a nivel mundial es el feminicidio íntimo, que se produce dentro de aquellas relaciones de conciencia, familiares o afines entre el agresor y la víctima. La Corte Suprema determinó las características y presupuestos del delito de feminicidio íntimo incorporado en el Código Penal.

El feminicidio en su modalidad de feminicidio íntimo se incorporó en la legislación penal peruana mediante la Ley N° 29819. Conforme dicha ley modificatoria, de acuerdo al fundamento vigésimo, este tipo penal requiere dos presupuestos: Que el autor sea necesariamente un hombre y la víctima una mujer, y que ambos estén o hayan estado casados o haya existido una relación de convivencia propia o impropia.

A raíz de lo anterior mencionado, determina que son características de este delito los siguientes: una relación conyugal y familiar entre el agresor y la víctima (ámbito privado), un proceso continuo de violencia derivado de maltratos físicos y psicológicos, la manifestación de poder que ejerce el agresor sobre la víctima mediante la violencia, la relación de subordinación de la víctima respecto del agresor, así como el predominio de la violencia de género, que en su manifestación más extrema genera la muerte de la víctima. La aplicación de estas características al caso materia de sentencia se encuentra el fundamento cuadragésimo octavo.

Posteriormente, mediante la Ley N° 30068, se incorporó al Código Penal el artículo 108-B, que regula el delito de feminicidio como un tipo penal autónomo. Esta modificación amplió el universo de casos y el alcance de la regulación prevista en el artículo 107 del Código Penal al feminicidio no íntimo y por conexión, además del feminicidio íntimo ya regulado.

La Corte Suprema, en el fundamento vigésimo segundo, considera que se debe analizar el delito de feminicidio, con las definiciones, pautas e implicancias que esta figura penal contiene, adaptarlo sobre los hechos del caso concreto y aplicar la ley vigente cuando sucedieron los hechos. En consecuencia, determina que constituye un error examinarlo como un delito de homicidio común.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *