Concurrencia de circunstancias agravantes en la determinación judicial penal

¿ Se requiere que la muerte de la víctima sea inmediata para configurarse el delito de homicidio culposo?
16/02/2021
¿Cuáles son las diferencias entre secuestro y extorsión?
24/02/2021
Mostrar todo

Concurrencia de circunstancias agravantes en la determinación judicial penal

En el 2010, los Jueces Supremos de lo penal que integraban la Sala Penal Permanente y Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de la República se reunieron en el Pleno Jurisdiccional y acordaron realizar el VI Pleno Jurisdiccional, para tratar el asunto sobre la concurrencia de circunstancias agravantes específicas de distinto grado o nivel y determinación judicial de la pena.

El primer fundamento jurídico que señalan en el acuerdo plenario es sobre las circunstancias agravantes de diferente Grado o Nivel. La ley penal establece escalas punitivas de diferente extensión y gravedad para distintos delitos de la Parte Especial del Código Penal. Estos han estado presentes en los casos con los delitos de secuestro, regulado en el artículo 152 del Código Penal; de hurto, su modalidad agravada en el artículo 186; el delito de robo y sus modalidades agravantes en el artículo 189; y el delito de tráfico ilícito de drogas, cuyas formas agravadas se regulan en el artículo 297 del mismo texto normativo. En dichos artículos se establecen hasta tres grados o niveles de circunstancias agravantes con penas aplicables y proporcionales a dichos supuestos.

El segundo fundamento jurídico está referido a la concurrencia de circunstancias agravantes específicas. Se señala que en nuestro sistema penal es usual la presencia de más de dos circunstancias agravantes específicas que sean de distinto grado, por ende con distinta sanción penal; ello configura lo doctrinariamente denominado como concurrencia de circunstancias. En el acuerdo plenario se menciona que según la doctrina y la jurisprudencia  la determinación de la pena concreta implica una evaluación y análisis integral de las circunstancias concurrentes, dependiendo cada una de su condición, naturaleza y efectos. Ello con el limitante de realizar una doble valoración sobre un mismo indicador de agravación, siguiendo el principio de ne bis in ídem, por lo que el juez deberá de realizar un test de compatibilidad sobre las mismas.

El tercer fundamento jurídico versa sobre la determinación de la pena en caso de concurrencia de circunstancias agravantes específicas de diferente grado o nivel. De acuerdo con el acuerdo plenario, el conflicto se sitúa cuando en un delito concurren circunstancias agravantes correspondientes a grados diferentes y que por lo tanto se vinculan con distintos grados de pena.  Se llegó al acuerdo de que aquellos casos en los que la circunstancia de mayor grado absorberán el potencial y eficacia agravante de las de grado inferior; por lo que operará como pena básica a partir de la cual el juez determinará la pena concreta a imponer; es decir, el juez tendrá que decidir sobre la base de la escala punitiva del agravante de mayor nivel.

Finalmente, los Jueces Supremos que integraban la Sala Penal Permanente y Transitoria de la Corte Suprema de Justicia de la República concluyeron en el Acuerdo Plenario N°2-2010/CJ-116 establecer los criterios expuestos previamente como doctrina legal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *