DAISY COLEMAN – “LO QUE VINO LUEGO, FUE EL VERDADERO INFIERNO”

“¿Deber o delito? Una nueva perspectiva desde la película el jorobado de Notre Dame”
09/09/2020
ACTUALIDAD PENAL N° 1 | ARCHIVAMIENTO DEL CASO MCDONALD’S
06/10/2020
Mostrar todo

DAISY COLEMAN – “LO QUE VINO LUEGO, FUE EL VERDADERO INFIERNO”

Por: Delcy Rojas

Hace aproximadamente más de un mes, la madre de Daisy Coleman confirmó que su hija se había suicidado durante la noche. De forma inmediata, se corrió la voz a todos los portales de noticias del mundo. Sobre todo, en cierta parte de Estados Unidos, alcanzó a vislumbrarse la ironía de parte de las instancias, medios de comunicación y miembros de la comunidad.

El caso de Daisy fue ampliamente conocido gracias al documental de Netflix “Audrie &Daisy”. En este, se narran las agresiones sexuales que sufrieron las chicas, aunque esto no fue solo lo más alarmante. El acoso, tanto en las redes como en sus comunidades, además del modo operativo efectuado por las autoridades, da lugar a una extensa crítica sobre el desarrollo de estos casos.

La noche de enero del 2012, Daisy fue encontrada inconsciente en el porche de su casa, con el cabello mojado y a unas temperaturas bajo cero. Incluso tal imagen, ni los exámenes médicos que declararon fuertes desgarros en la entrepierna y el alto grado de alcohol en la sangre, fueron prueba suficiente para la imputación de los debidos delitos. Al final de la investigación, solo se declaró libertad condicional a los agresores sexuales por poner en riesgo a una menor, pero que no involucraba violación a una menor de edad.

Al respecto, cabe señalar algunos conceptos. Los delitos de violación de la libertad sexual implican interferencia en la capacidad de decidir y actuar. A través de sus diversas manifestaciones, el Derecho Penal busca proteger esta capacidad de autodeterminarse, en tanto resulta presupuesto para el libre desenvolvimiento en la sociedad. Bajo esa línea, al tratarse de  menores de edad, el bien jurídico de libertad sexual para a ser de  indemnidad sexual. De igual manera, el delito incluye principalmente afectaciones a la dignidad, libre desarrollo de la personalidad e integridad sexual. No obstante, cabe precisar que este puede encontrarse vinculado a otros bienes jurídicos como la intimidad, honor, etc.

En el caso de Daisy, ella fue agredida sexualmente cuando tenía solo 14 años de edad. Los cargos de los agresores de Daisy fueron retirados, ya que la policía señaló que no se reunían los elementos típicos de una violación sexual. En general, suele ocurrir que se tienen expectativas en la víctima, por lo que una “víctima ideal no iría a fiestas o tampoco se escaparía de casa a medianoche”. No obstante, es incongruente basarse en tales criterios sin considerar los hechos del caso y, especialmente, cuando las víctimas son menores de edad.

Además, según la declaración de Daisy (estimada una vez y apenas recuperada del estado de inconsciencia), se grabó un video durante aquella noche, el cual los oficiales no pudieron encontrar. A pesar que los hechos suscitados apuntaban a la existencia de dicho video, el fiscal se excusó negando tal existencia para no continuar con la causa y no permitió que Daisy brindase alguna declaración más al respecto.

Evidentemente, al enfocarse en un video que fue borrado, la policía no consideró el manejable uso de las redes sociales, donde este tipo de videos implica una fácil circulación y pone en grave peligro bienes jurídicos como la intimidad y honor de miles de víctimas. Es criticable que la policía lo señalase como “solo rumores o historias”, ya que hacer caso omiso a la difusión de videos o fotos sexuales se incide en el hostigamiento hacia las víctimas. Sucede que se manifiesta una posterior inculpación hacia ellas mismas, lo cual es reforzado por el entorno social. Por ejemplo, un reportero comenta respecto al caso: “Qué se pensaba que iba a ocurrir escapándose de casa a la una de la madrugada?”. Lo único que generaban este tipo de comentarios, era fomentar los insultos de “prostituta” y “zorra” por parte de toda la comunidad. Además, estos no solo llegaban a palabras o escritos, sino también a ataques concretos como el incendiar la casa de Daisy y su familia. Resulta aterrador cómo la relación entre el slut.shamig y la cultura de la violación prevalecen en la incidencia de estos casos y de qué manera afectan a la víctima: “La violación no fue lo peor, sino lo que vino luego fue el verdadero infierno” (Daisy).

Precisamente, por esta manera de desenvolvimiento de las investigaciones, mal manejo del caso por parte de las autoridades y, por no hacer hincapié, el comportamiento de la comunidad, este tipo de delitos repercuten negativamente a lo largo de la vida de cada víctima. Su bienestar, principalmente psicológico, no vuelve a ser el mismo y tampoco sus vidas luego del escarnio público que parece no acabar nunca. Hasta hace unos años, Daisy seguía asistiendo a terapia, por lo que se pensó que quizá se “había recuperado”. Nadie podía llegar a pensar que volvería (una vez más) a intentar suicidarse y esta vez, sería cierto.

  • FUENTES:
    • Missouri teen writes about allegedly being raped by grandson of politician and target in Maryville community
      • https://www.nydailynews.com/news/national/missouri-teen-writes-raped-grandson-politician-target-maryville-community-article-1.1489769
    • ‘The case is closed’: No rape charges in Maryville, Mo., case
      • https://www.latimes.com/nation/nationnow/la-na-nn-maryville-rape-charges-20140109-story.html'Audrie & Daisy'
    • Explores Social Media Shaming After Sexual Assaults
      • https://www.npr.org/2016/09/23/495226477/audrie-daisy-explores-social-media-shaming-after-sexual-assaults
    • Survivor Daisy Coleman becomes victim advocate
      • https://www.youtube.com/watch?v=2Q-cKcWQwwg
    • Daisy Coleman: Assault survivor in Netflix film takes own life
      • https://www.bbc.com/news/world-us-canada-53673192
  •  

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *