Diferencias entre delito de secuestro y Coacción

Delito de actos contra el pudor a persona con discapacidad intelectual
29/06/2021
Mindhunter: los crímenes violentos cometidos por Edmund Kemper “el asesino de las colegialas”
04/07/2021
Mostrar todo

Diferencias entre delito de secuestro y Coacción

En el Recurso se hace la recalificación al delito de coacción, ya que según los hechos, el agraviado no fue privado de su libertad ambulatoria, de lo contrario se quedó en los efectivos policiales por decisión propia por una deuda. Por esa razón, no corresponde que se impute el delito de secuestro, si no por el contrario, el delito de coacción que se establece en el Código Penal peruano, en el artículo 151 el cual establece:

¨El que, mediante amenaza o violencia, obliga a otro a hacer lo que la ley no manda o le impide hacer lo que ella no prohíbe será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años¨.

En los hechos se expone lo siguiente:

Debido a la resistencia que oponía el agraviado, descendieron del vehículo los procesados SO2 PNP Chávez Navarro y SO1 PNP Villafuerte García para ayudar a Domínguez Lozano, momentos en que llegó el automóvil policial de placa número PL-siete cuatro ocho nueve, conducido por el procesado SOT2 PNP Aedo López y como operador el efectivo SO1 PNP Ortiz Espinoza, quienes fueron requeridos como apoyo, tras lo cual lograron reducir al agraviado y lo subieron a la móvil de placa número PL-siete cuatro ocho nueve. El procesado civil Domínguez Lozano hizo lo mismo, e inmediatamente abandonaron el lugar desplazándose por varias cuadras hasta encontrarse con el vehículo de placa PL-siete cuatro siete siete. Entonces se detuvieron y trasladaron al agraviado y al procesado civil a dicha unidad móvil.

Durante ese tiempo, el agraviado permaneció privado de su libertad personal, sin que se expusiera algún fundamento que lo justificara. Por el contrario, los efectivos policiales le requirieron una suma de dinero para liberarlo y le facilitaron un teléfono celular para que se comunicara con su conviviente, quien finalmente le entregó al procesado Domínguez Lozano la suma de ciento treinta soles. Este fue intervenido en dicho momento, toda vez que la conviviente había denunciado la extorsión en la Fiscalía de Turno, y el procesado SO1 PNP Villafuerte García, al advertir que la mujer los había denunciado, recién trasladó al agraviado a la comisaría de Breña como sospechoso de robo en la modalidad del “bujiazo”, pero sin consignar al agraviado.

Descargar ahora

Comments are closed.