Frases ofensivas como “corrupto” publicadas en redes sociales pueden sustentar el dolo en el delito de difamación

Violación sexual de menor de edad y determinación de la pena
06/07/2021
No existe estafa si la víctima podía acceder a información sobre titularidad de bienes
13/07/2021
Mostrar todo

Frases ofensivas como “corrupto” publicadas en redes sociales pueden sustentar el dolo en el delito de difamación

HECHOS

  • Héctor Maggi relata como sufrió una pésima atención por parte de la empresa LAN PERÚ en su cuenta de Facebook.
  • El imputado, Cristian Andrés Said Montiel, publico comentarios o afirmaciones ofensivas tales como “ Gerente corrupto y basura”, el cual iba dirigido para el hermano de su cuñado, Cesar Emilio Rodríguez Larraín Salinas.
  • El demandado y el demandante, previamente, habían tenido ya conflictos por las ventas de las acciones de la empresa que constituyeron.

ARGUMENTOS

En primer lugar, si bien es cierto el demandante alega la existencias de vicios procesales, estos no son causales de nulidad, dado que pueden ser subsanables. Entre los vicios procesales que han sido subsanados, está la individualidad del que comete el delito, debido a que, en un primer momento, no se logró distinguir quien era el titular de la cuenta infractora.

En segundo lugar, las afirmaciones emitidas por el encausado son marcadamente difamatorias, dado que, se utilizan expresiones como “corrupto” y “basura” y  que  se dan en Facebook, en un red social altamente concurridas, y peor aún,  en un post que se ha viralizado. Y dichas afirmaciones no tienen ningún tipo de sustento ni factual ni jurídico.

Por último, la corte manifiesta que lo esencial que determina la intención ofensiva que son utilizados agente y el contexto del mismo.

CONCLUSIÓN

Las expresiones ofensivas con un tinte marcado difamatorio tales como “corrupto” y basura” pueden acreditar el elemento subjetivo de la tipicidad, es decir, el dolo en redes sociales, siempre y cuando, se analicen si dichas frases son difamatorias y en qué contexto se expresaron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *