loader image

Justicia y Pena en “Los Miserables” de Victor Hugo (1862): Un Estudio del Caso Jean Valjean desde Perspectivas Jurídicas y Criminológicas

Un acto de robo por necesidad lo condenó a una vida de sufrimiento y redención, marcando el inicio de su travesía en la obra de Victor Hugo, 'Los Miserables' (1862)
Un acto de robo por necesidad lo condenó a una vida de sufrimiento y redención, marcando el inicio de su travesía en la obra de Victor Hugo, ‘Los Miserables’ (1862)

1. Introducción

Jean Valjean, un hombre liberado de la prisión después de diecinueve años había sido condenado por el delito de robo con fractura, agravado por haberlo cometido de noche y en una casa habitada. Su situación desafortunada comenzó cuando, siendo joven, perdió a sus padres y quedó al cuidado de su viuda hermana y sus siete hijos. En un momento de desesperación durante el invierno de 1795, incapaz de encontrar trabajo para alimentar a su familia, se vio obligado a romper un vidrio de una tienda para robar un pan en Faverolles. Este acto lo llevó ante los tribunales y, finalmente, a una sentencia de cinco años de pena privativa de libertad, que se prolongó hasta octubre de 1815 debido a sus intentos de fuga. Así, un acto de robo por necesidad lo condenó a una vida de sufrimiento y redención, marcando el inicio de su travesía en la obra de Victor Hugo, “Los Miserables” (1862).

Este artículo de opinión analiza el caso de Jean Valjean. Primero, se examinará la posibilidad de eximir a Valjean de responsabilidad penal por su situación de necesidad al cometer el delito, aplicando el ordenamiento jurídico peruano y evaluando si se trata de un estado de necesidad justificante. Luego, se explicará la teoría de la prevención general negativa de la pena y se cuestionará su eficacia, considerando la magnitud de la pena y su impacto en la población. Finalmente, se analizará la sobrecriminalización como estrategia de política criminal y si una pena alta disuade eficazmente el delito, según la teoría de la acción racional, los principios de Beccaria y la relación entre severidad, certeza y celeridad de la pena.

2. Estado de necesidad justificante

En el caso concreto, si bien la conducta de Jean Valjean es típica, ya que creó un riesgo jurídico-penal no permitido y dicho riesgo se realizó, considero que pudo eximírsele de responsabilidad penal por tratarse de un estado de necesidad justificante. Aplicando el ordenamiento jurídico peruano, conforme al artículo 20, inciso 4 del Código Penal, el estado de necesidad justificante presupone que la persona se encuentre ante un peligro actual e insuperable de otro modo que amenace algún bien jurídico. Asimismo, el bien jurídico salvaguardado debe prevalecer sobre el interés dañado. En este caso, el interés de proteger la integridad de Jean Valjean y su familia es preponderante al bien jurídico afectado, que en este caso es la propiedad (un pan). Esto será así siempre y cuando no haya existido otro medio idóneo para poder preservar la integridad, como sería la existencia de ayuda social cerca al lugar. Entonces, la conducta de Jean Valjean no es un injusto penal puesto que, si bien es típica, no es antijurídica por la existencia de una causa de justificación.

3. Teoría de la prevención general negativa de la pena

La teoría de la prevención general negativa sostiene que la pena influye en el comportamiento de la población, ya que la amenaza de castigo disuade a la población de cometer delitos (Montoya, 2020). Sin embargo, se critica esta teoría porque, en la práctica, solo una pequeña parte de la población delictiva se siente realmente intimidada por la magnitud de la pena (Roxin, 1997). 

En el caso del robo con fractura, el Código Penal Francés de 1791 estipulaba una pena conminada de 8 años de prisión. Las circunstancias agravantes de cometer el delito de noche y en una casa habitada, aumentaban la pena en 2 años por cada una. Según la teoría de la prevención general negativa, esta pena debería disuadir a los ciudadanos de cometer el delito. Este análisis se desarrollará en los siguientes apartados.

4. Sobrecriminalización

La política criminal es la actividad estatal destinada a combatir la criminalidad. Una de las formas en la que se lleva a cabo es mediante la modificación y creación de delitos y penas en la parte especial del Código Penal a través de leyes y decretos legislativos. Una medida que puede adoptar el Estado es la sobrecriminalización de una conducta tipificada, esto es, aumentar la punibilidad y la severidad de la pena para una conducta ya sancionada en el sistema legal (Prado, 2021).

Por ejemplo, el Estado sobrecriminaliza una conducta cuando modifica cualitativa o cuantitativamente la pena de un delito haciéndola más severa en su alcance y efectividad. Esto puede incluir la incorporación de circunstancias agravantes específicas o cualificadas, la declaración de un delito como imprescriptible, o la eliminación de circunstancias atenuantes privilegiadas (Prado, 2016).

Como se mencionó anteriormente, una crítica a la teoría de la prevención general negativa es que una pena conminada alta, resultado de la sobrecriminalización, puede no intimidar efectivamente a la población. En el caso, la pena conminada era de 8 años de prisión, incrementada en dos años por cada circunstancia agravante, siendo Jean Valjean condenado inicialmente a 5 años de prisión, que luego se incrementó a 19 años. Es pertinente analizar, desde la perspectiva de la teoría de la acción racional, si una pena draconiana es suficiente para inhibir a la población de cometer delitos.

5. La teoría de la acción racional

La teoría de la acción racional, propuesta por Gary Becker, Nobel de Economía en 1992, sostiene que las decisiones individuales se basan en una evaluación de costos y beneficios. Las personas buscan maximizar sus ventajas según su contexto cultural. Esta perspectiva se aplica al comportamiento delictivo, viendo a los delincuentes como agentes racionales que buscan maximizar su utilidad a través de la evaluación de variables como leyes y políticas criminales antes de cometer un delito (Núñez, 2020).

Beccaria sostiene que para que las penas sean preventivas, deben ser severas, certeras y aplicadas con celeridad. Estudios indican que la certeza es la variable más influyente para prevenir delitos (Cid & Larrauri, 2001). Primero, la severidad de la pena debe ser alta tanto cuantitativa como cualitativamente. Segundo, una pena certera implica una alta probabilidad de captura, procesamiento y condena de los infractores. Finalmente, la celeridad se refiere a que la pena debe imponerse rápidamente, con un proceso judicial ágil que respete el debido proceso y la tutela jurisdiccional efectiva, expuesto en el artículo 139, inciso 5 de la Constitución Política del Perú y el artículo 8, inciso 1 de la Convención Interamericana de Derechos Humanos.

En el caso de Jean Valjean, se observan los tres elementos mencionados. Primero, la pena conminada por el delito era significativamente alta, siendo esta de 8 años de pena privativa de libertad. Segundo, la sentencia se dictó con celeridad en 1796, es decir, en menos de un año después de haberse consumado el delito. Tercero, la pena fue certera, ya que Jean Valjean fue capturado de inmediato pues fue sorprendido en flagrancia. Este proceso judicial puede compararse con el proceso inmediato descrito en la sección 1 del libro quinto del Código Procesal Penal Peruano, ya que Jean Valjean fue detenido en flagrancia.

6. Conclusiones

En el caso de Jean Valjean, podría haberse aplicado el estado de necesidad justificante para eximirlo de responsabilidad penal. La situación de necesidad en el que se encontraba, al robar un pan para alimentar a su familia, podría considerarse como un peligro actual e insuperable que amenazaba su integridad y la de su familia, prevaleciendo sobre el interés de proteger la propiedad del panadero.

La pena conminada para el delito de robo con fractura en el caso de Jean Valjean, aunque alta, no necesariamente cumple su objetivo de inhibir a la población de cometer dicho acto. Esto evidencia una crítica a la teoría de la prevención general negativa, destacando que la magnitud de la pena no siempre genera el efecto disuasorio esperado.

La sobrecriminalización, representada en la pena conminada alta como la del caso de Jean Valjean, puede no ser suficiente o necesaria para inhibir a la población de cometer actos delictivos. Desde la perspectiva de la teoría de la acción racional y de los aportes de Beccaria, se resalta la importancia de considerar la severidad, certeza y celeridad de la pena para lograr una efectiva prevención del delito. En el caso de Jean Valjean, se observa que la celeridad en la imposición de la pena y la certeza de su captura, procesamiento y condena son elementos relevantes.

7. Bibliografía

Cid J., & Larrauri, E. (2001). Teorías Criminológicas: Explicación y prevención de la delincuencia. Editorial Bosh.

Código Penal [CP]. Ley del 25 de septiembre de 1791. 25 de septiembre de 1791 (Francia).

Código Penal [CP]. Decreto Legislativo del 3 de abril de 1991. 3 de abril de 1991 (Perú).

Constitución Política del Perú [Const]. Art. 139. 31 de diciembre de 1993 (Perú).

Hugo, V. (1862). Los Miserables. Carlos Slim.

Montoya, Y. (2020). Derecho penal de principios: justificación de la intervención punitiva. Palestra Editores.

Núñez de Arco, J. (2020). Enfoque econométrico en la delincuencia. En A. García (Ed.), Criminología Comparada. Enfoque científico de la desviación y la reacción social en los países iberoamericanos y España (79-116).

Organización de los Estados Americanos. (1969). Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Prado, V. (2016). Consecuencias jurídicas del delito, grito punitivo: Nuevo marco legal. Idemsa.

Prado, V. (2021). Derecho Penal Parte Especial: una introducción en sus conceptos fundamentales. Idemsa.

Roxin, C. (1997). Derecho Penal: Parte General. Civitas.

Franco J. Nina Escobar

Asociado Ordinario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Footer