“LA GRAN SANGRE: Si la justicia hubiera actuado”

¿Existen límites sobre la responsabilidad penal de la actuación policial?
11/03/2021
El error de tipo y los elementos descriptivos en una violación sexual
16/03/2021
Mostrar todo

“LA GRAN SANGRE: Si la justicia hubiera actuado”

Martín Montalvo 

Serie peruana realizada por Capitán Pérez producciones y escrita por Aldo Miyashiro, nos relata la historia de 3 “vigilantes urbanos” con distintas personalidades quienes, ante la ineficacia del sistema de justicia e impotencia de falta de respuesta de las mismas, buscan hacer justicia por sus propias manos. La serie toma lugar en Lima – Perú donde se plasman todas las controversias y de reflejar lo que sucede día a día en nuestra sociedad, escenifica la falta de respuesta de las autoridades para con las necesidades que afronta nuestra realidad. A lo largo de sus 4 temporadas podemos ver diferentes problemas que van suscitando, y entre ellos quienes dan razón a estos problemas: Los antagonistas. Si bien es cierto en total los antagonistas sobrepasan los 10 personajes, para efectos del presente artículo hablaremos del que sin duda fue el más conocido: “El Conde”. Representado por el actor Haysen Percovich, el Conde es el antagonista principal a lo largo de las 4 entregas que dejó esta serie, apareciendo en 3 de las 4 temporadas. Y alterando a lo acostumbrado, hoy hablaremos de este personaje.

Es por ello que el presente artículo no tiene como finalidad estudiar a los protagonistas, sino a su antagonista y su nexo con el Derecho Penal; por esto mismo plantearemos una hipótesis: Si el Conde fuera condenado actualmente, ¿Qué cargos se le imputaría, y de cuánto sería la pena que le correspondería? (independientemente que para la fecha de rodaje y a la fecha de escrito este artículo, puede que algunos hayan prescrito). Para ello, analizaremos su conducta y en qué tipos penales podría encajar, todo desde la perspectiva del Código Penal vigente. Y luego, anticipándonos a la necesidad de recurrir al uso de un concurso de delitos, evaluaremos cuál podría ser su pena estimada. Cabe resaltar que, primero, se evaluará los tipos uno por uno y luego se procederá a evaluar qué condena le correspondería.

1. Organización criminal 

Es el primero tipo que salta a la vista, y es que la primera temporada al menos se basa en esto: el Conde es el líder de una organización criminal que si bien no tiene nombre cierto les decían “Los del Cerro”, quienes se dedicaban a realizar actos delictuosos (delitos que se evaluarán luego). Y si bien es cierto el Conde tiene personas que lo apoyan, desde el principio se deja claro que él es el líder. El tipo penal es claro sobre ello:

Artículo 317.- El que promueva, organice, constituya, o integre una organización criminal de tres o más personas con carácter estable, permanente o por tiempo indefinido, que de manera organizada, concertada o coordinada, se repartan diversas tareas o funciones, destinada a cometer delitos […] La pena será no menor de quince ni mayor de veinte años […] en los siguientes supuestos: Cuando el agente tuviese la condición de líder, jefe, financista o dirigente de la organización criminal.

Siguiendo lo mismo, y tal como se indica, el propósito de una organización criminal es “cometer delitos, por lo que no será necesario que la organización cometa crímenes para poder sancionarlos” (IDEHPUCP), en el caso de examen igualmente se cometieron los actos delictuosos, por lo que se puede confirmar la intención y la realización de los mismos.

Según el tipo, entonces, podemos ver, claramente, que lo que tenía El Conde era una organización criminal: conjunto de personas organizadas para cometer actos ilícitos, y para encajarlo en las agravantes que indica el propio artículo 317°, se evaluaría lo mencionado por Prado Saldarriaga: “Será líder aquel agente que actúe como guía y posea amplias facultades de orientación, conducción y coordinación de las actividades delictivas del grupo”.

En más de una oportunidad El Conde demostró ser quien daba las órdenes: mandaba a asesinar personas, a manejar las cosas dentro de la organización, negociar los tratos, la no contradicción de sus órdenes por parte de otro miembro de la organización, entre otros; así, sus facultades de orientación y conducción de la organización se manifestaban en cada momento y notoriamente. Es por ello que se considera dentro del tipo, y bajo el calificativo de “Líder”.

Y, finalmente, aunque en un primer momento se tomó en cuenta, no podríamos encajar al grupo dentro del supuesto de “banda criminal”. La diferencia entre ambas figuras (banda criminal y crimen organizado) es doctrinaria y, prácticamente, clara: La banda criminal es más simple de actuar que el crimen organizado, porque este último busca actividades de lucro y una permanencia mucho mayor, además de una mayor complejidad en su sistema a la de una banda criminal; es por ello que, sin lugar a dudas, El Conde tendría cargos por organización criminal, con agravante en ser líder de dicho grupo. 

2. ¿Secuestro y Extorsión?

Es importante tener la figura de la extorsión clara para tipificar el delito. Primero, la temporada 1 tiene como argumento principal que El Conde secuestra a la hija del empresario Tamani, y con la niña bajo su poder, lo empieza a extorsionar, pidiéndole dinero a cambio de su vida, de lo contrario, la asesinaría. 

Sobre estos hechos es que tenemos que tipificar la conducta. En un primer momento podríamos imaginar que el sería secuestro el tipo que encaja; sin embargo, no es así. El Recurso De Nulidad 574-2018 – Lima nos explica esto:

[En la extorsión] La finalidad perseguida por el sujeto activo, es lo que distingue al secuestro de la extorsión, en su modalidad de secuestro extorsivo, pues en este caso la privación de libertad es un medio para la exigencia de una ventaja económica indebida, de propósito lucrativo genérico, lo que está ausente en el secuestro. El sujeto pasivo del delito es el titular del patrimonio afectado, y el privado de su libertad es el sujeto pasivo de la acción.

Es decir, “en aplicación del principio de absorción, el delito de secuestro queda subsumido en el de extorsión”. El ánimo de “El Conde” al secuestrar a la niña siempre fue el dinero, pues en varias oportunidades a lo largo de la temporada se muestra compasivo y otorga varias prórrogas a fin de que el empresario pueda cumplir con el pago, es decir, el pago es lo que él buscaba finalmente, mas no el secuestro injustificado de la hija de Tamani; siendo así, considero que el delito debería tipificarse en extorsión en modalidad de secuestro extorsivo, porque el ánimus del sujeto activo siempre fue el dinero.

3. La conspiración y el ofrecimiento para el delito de sicariato

Según el artículo Artículo 108-D:

“Será reprimido con pena privativa de libertad no menor de cinco ni mayor de ocho años: Quien solicita u ofrece a otros, cometer el delito de sicariato o actúa como intermediario […]”

El Conde dentro de la serie manda a ‘compinches’ suyos a que asesinen a otras personas (“La Piraña”, “La Huaracina”, “El Viejo”, y otros) con el fin de eliminar pruebas y no den con su paradero o sus actividades. Lo que principalmente se observa es que es él quien manda a matar a otros, mas no lo hace él por su propia mano, hasta donde se observa al menos. Por ello, se encasilla como aquel que solicita mas no realiza.

4. Fabricación, comercialización, uso o porte de armas 

Además de todo lo anterior ya dicho, y asumiendo que en su totalidad ninguno de los personajes tiene algún permiso de la SUCAMEC, se puede asumir que dentro de los delitos se encuentra el de uso ilegal de armas. El tipo dicta lo siguiente:

Artículo 279-G.- El que, sin estar debidamente autorizado, fabrica, ensambla, modifica, almacena, suministra, comercializa, trafica, usa, porta o tiene en su poder, armas de fuego de cualquier tipo, municiones, accesorios o materiales destinados para su fabricación o modificación, será reprimido con pena privativa de libertad no menor de seis ni mayor de diez años.

Dentro del propio grupo, y hasta el mismo antagonista, portaban armas de fuego tales como pistolas 9mm, escopetas, rifles, entre otros que son fácilmente visibles a lo largo de las temporadas. Jurisprudencialmente, además, el Recurso de Nulidad N° 1796 – 2009 – Cañete indica que la tenencia ilegal de armas es un delito de peligro abstracto, lo que significa que la sola posesión injustificada del arma ya constituye el delito, por lo que finalmente configuraría el tipo para el caso de “El Conde”.

5. Tráfico ilícito de drogas 

En la temporada 3 “El Conde” se asocia con otro criminal llamado “El Gringo” con el que empieza a negociar y traficar droga en Perú. El código penal nuevamente es claro sobre el tipo:

Artículo 296.- El que promueve, favorece o facilita el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, mediante actos de fabricación o tráfico será reprimido con pena privativa de libertad no menor de ocho ni mayor de quince años.

Lo que llama la atención es que El Conde, a pesar de ser derrotado en la primera entrega, regresa en alianza con El Gringo en la tercera temporada; ya contando este último con todo un equipo detrás de él, estando El Conde en igual jerarquía dentro de la organización, a la hora de calificar el tipo nuevamente, ya no solo aplicaríamos el delito base, sino que evaluaremos las agravantes del mismo.

Artículo 297.- Formas agravadas

La pena será privativa de libertad no menor de quince ni mayor de veinticinco años […] cuando:

[…]

6. El hecho es cometido por tres o más personas, o en calidad de integrante de una organización criminal dedicada al tráfico ilícito de drogas, o al desvío de sustancias químicas controladas o no controladas o de materias primas a que se refieren los Artículos 296 y 296-B.

La alianza que se formó por parte de ambos antagonistas daría finalmente el resultado del agravante citado, por tanto, también sería imputable.

Sobre la pena: 

Ahora, una vez establecido los delitos cometidos por el personaje de “El Conde”, finalmente veremos la pena que le correspondería; y, como se anticipó, se usará el concurso de delitos para determinar la pena, definiéndolo en el siguiente párrafo. 

El concurso de delitos es la concurrencia de hechos penales (Enfoque Derecho; 2019), es decir, que ante la realización de varios ilícitos, se tendrá por resultado la sumatoria de penas que fije el Juez, siendo el máximo resultado posible 35 años.

De la naturaleza del caso, vemos que son varios delitos separables en el tiempo (sucediendo la mayoría en la primera temporada, retomando en la tercera, y terminando en la cuarta) siendo además varios delitos que dañaron varios bienes jurídicamente protegidos, entonces, lo más idóneo sería plantear un concurso real (Art. 50° Código Penal).

Artículo 50.- Cuando concurran varios hechos punibles que deban considerarse como otros tantos delitos independientes, se sumarán las penas privativas de libertad que fije el juez para cada uno de ellos hasta un máximo del doble de la pena del delito más grave, no pudiendo exceder de 35 años. Si alguno de estos delitos se encuentra reprimido con cadena perpetua se aplicará únicamente ésta.


Sobre esto, lo correcto sería empezar con el delito más gravoso o de mayor pena: el secuestro. “El Conde”, en la primera temporada, secuestró a Allison, una niña que en todo momento se deja claro que era una menor de edad, tanto por el trato que recibía como por las menciones de que seguía asistiendo colegio. Ahora, viendo el tipo (art. 152 CP), en la parte final está regulado el supuesto de secuestro de menores de edad, y su pena es justamente cadena perpetua.

La pena será de cadena perpetua cuando:

1. El agraviado es menor de edad o mayor de setenta años.

2. […]

Si evaluamos el artículo 50° con el 152° CP, obtenemos, finalmente, que “El Conde” tendría una pena de cadena perpetua, ya que el artículo 50 especifica que de existir un delito que se reprima con cadena perpetua, se aplicará únicamente esa, y entre los delitos cometidos está justamente el secuestro en agravio de menores, lo que finalmente se aplicaría para efectos del concurso real de delitos.

 


BIBLIOGRAFÍA


El delito de organización criminal: definición, estructura y sanción*. (2019, 13 junio). IDEHPUCP. https://idehpucp.pucp.edu.pe/notas-informativas/el-delito-de-organizacion-criminal-definicion-estructura-y-sancion/#_ftnref3 

PRADO SALDARRIAGA, Víctor. Derecho Penal parte especial: los delitos. Lima: Fondo Editorial PUCP, 2017. P. 156 y 157.

Pacori, R. E. T. (2020, 17 julio). ¿Cuáles son las diferencias entre banda criminal y organización criminal? LP. https://lpderecho.pe/diferencias-entre-banda-criminal-organizacion-criminal/#:%7E:text=La%20banda%20criminal%20tiene%20una,la%20%C2%ABdelincuencia%20com%C3%BAn%20urbana%C2%BB.

LP Derecho. (2021, 21 febrero). Diferencias entre secuestro y extorsión [RN 574-2018, lima]. LP. https://lpderecho.pe/diferencias-secuestro-extorsion-recurso-nulidad-574-2018-lima/


Enfoque Derecho (2019, 19 diciembre). El concurso de delitos en el Derecho Penal.

Enfoque Derecho | El Portal de Actualidad Jurídica de THEMIS. https://www.enfoquederecho.com/2019/04/30/el-concurso-de-delitos-en-el-derecho-penal/#:%7E:text=Entonces%2C%20el%20concurso%20de%20delitos,la%20concurrencia%20de%20delitos%20respectivamente.

 

 

 

 

 

 

 

Comments are closed.