¿ Se requiere que la muerte de la víctima sea inmediata para configurarse el delito de homicidio culposo?

“WHITE BEAR: Hipocresía, doble moral y la falsa idea de justicia”
14/02/2021
Concurrencia de circunstancias agravantes en la determinación judicial penal
18/02/2021
Mostrar todo

¿ Se requiere que la muerte de la víctima sea inmediata para configurarse el delito de homicidio culposo?

Los hechos del caso se basan en que el 03/08/14 el acusado Henkel Canelo Loja iba manejando en estado de ebriedad su vehículo, siendo acompañado por sus sobrinos JSMH (10 años) y ACI (8 años). Durante el trayecto se produce un accidente de tránsito, en el que resultan seriamente lesionados. Ambos menores son trasladados al hospital, donde JSMH muere  y ACI es llevado a Lima para recibir tratamiento especializado.

El Ministerio Público formuló la acusación por el delito de homicidio culposo agravado, regulado en artículo 111° del Código Penal, respecto a la muerte de JSMH. No obstante, el juzgador de primera instancia se desvinculó de dicha acusación, señalando que se configuraría el delito de lesiones culposas, regulado en el artículo 124° del Código Penal, con la subsecuente de muerte.

Dicha resolución fue apelada por el Ministerio Público señalando que el juez no debía desvincularse, ya que la muerte del menor se dio como consecuencia de la negligencia del imputado. En la resolución de segunda instancia, se avala la totalidad de la sentencia de primera instancia. Ante ello, el Ministerio Público interpone el recurso de casación.

En la Casación 912-2016-San Martín,  se determina que para consumarse el delito de homicidio la muerte de la víctima no debe necesariamente darse de manera inmediata. Lo importante es verificar que la muerte se produjo como consecuencia directa de la actuación negligente (quebrantando el deber de cuidado)  del sujeto activo. Asimismo, respecto a los efectos procesales, se establece que si al producirse un accidente y la víctima resulta con lesiones graves, los cuales durante el transcurso de la investigación fiscal no generan la muerte del agraviado, la imputación que realiza el Ministerio Público debe limitarse al delito de lesiones graves.

Finalmente, se establece como doctrina jurisprudencial vinculantes los considerandos DÉCIMO PRIMERO y DÉCIMO SEGUNDO.

Décimo Primero: Así, a efectos de la configuración del delito de homicidio culposo no se exige que la muerte de la víctima sea inmediata, pudiendo darse en un tiempo posterior -horas, días-. Lo que importa, es que el deceso sea consecuencia directa del quebrantamiento del deber de cuidado del sujeto activo. Descartándose, que la muerte se haya generado por factores externos -negligencia médica, etc.- que extingan la responsabilidad por el resultado del sujeto activo.

Décimo Segundo: Efectos procesales. […] Así, cuando producto de un accidente -generado por actuar negligente- el sujeto pasivo resulta con lesiones graves y estos en el transcurso de las investigaciones no generan la muerte del agraviado, la imputación que deberá realizar el Ministerio Público deberá limitarse al resultado lesivo que puede constatar en el momento; es decir lesiones – graves-. Por otro lado, si antes de efectuar la acusación fiscal se ha podido constatar que el sujeto pasivo ha fallecido producto del actuar negligente del sujeto activo, se imputará el delito de homicidio culposo -sin importar que la muerte se genere al instante o tiempo después del accidente-.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *