“WHITE BEAR: Hipocresía, doble moral y la falsa idea de justicia”

Homenaje a Felipe Villavicencio Terreros.
11/02/2021
¿ Se requiere que la muerte de la víctima sea inmediata para configurarse el delito de homicidio culposo?
16/02/2021
Mostrar todo

“WHITE BEAR: Hipocresía, doble moral y la falsa idea de justicia”

Por Romina Suárez 

La serie Black Mirror más conocida por su ciencia ficción, realidad distópica y constante crítica que ofrece hacia la sociedad, demuestra los posibles escenarios de la tecnología en algunos años, y deslumbra en varios aspectos del derecho. Nos da a conocer el otro lado de la tecnología y las desventajas que trae. En este episodio en especial, White Bear, la historia se ve reflejada desde la perspectiva de Victoria, el personaje principal, y la que en los últimos momentos de la serie, se refleja que fue cómplice en un secuestro y homicidio calificado de una niña menor de edad (Jemima), ya que ella graba todo lo que sucede y no hace nada cuando su pareja asesina a la niña. En ese contexto, es interesante lo que propone el director y creador de dicha serie, Charlie Brooker, pues lo primero que se rescata es la doble moral y cómo muchos se convierten en espectadores y cómplices en lo que se considera castigo. Lo que sucede todos los días es que le borran la memoria y ella se despierta desconcertada sin saber dónde está o lo que le ha pasado; además, al notar lo sola y descuidada que está y el calendario marcado, nos percatamos que han pasado semanas.

En primer lugar, es esencial analizar el ideal de justicia y castigo que se muestra desde el comienzo, ya que uno se pregunta si es que ella merece vivir lo que le está pasando, y qué forma de justicia se le está aplicando. Este capítulo deja en claro que se ha creado un escenario de venganza por lo que ha hecho, y se evidencia que se asemeja a la antigua ley del talión, más conocida como ojo por ojo, diente por diente que data al Código de Hammurabi, el código legislativo más antiguo (Vila, 2015,p.10). Asimismo, también se puede comparar el castigo que recibe a la época de la venganza pública, ya que ella es constantemente humillada y maltratada ante un público espectador con un único fin: infligir castigo por lo que hizo. En varias escenas se la ve destrozada emocionalmente, no entiende lo que pasa y se la está torturando todos los días por lo que ha sido acusada.

En ese contexto, se puede dar una mirada jurídica, analizando el sistema sancionador, y la forma de control social, ya que tiene relevancia el fin de la pena. En ese sentido, es claro que su fin no es la rehabilitación, sino la retribución del mal producido; de igual manera, los espectadores se vuelven cómplices, grabándola mientras sufre. Ella no entiende el porqué de su desidia, desapego y, luego, el gozo con su sufrimiento. Lo retratado se inclina hacia la teoría retributiva de la pena, propuesta por Kant y Hegel, los que sugieren que el delincuente debe ser tratado como trató a la víctima del delito, castigando al criminal sin desempeña otra función ulterior (preventiva o social), es decir, realmente no importa dar un mensaje a la sociedad, sino que solo busca retribuir. Se creía que esta pena era una manera justa en la calidad y cualidad, y se tiene un trasfondo político-criminal hacia las manifestaciones de venganza. Además, es claro que se vulnera el principio de proporcionalidad, ya que no hay correlación entre la pena y el reproche ético social (Meini, 2013,p. 144).

En segundo lugar, hay múltiples violaciones de derechos humanos y al principio de humanidad según tratados internacionales de derechos humanos. Una clara demostración es la tortura que recibe todos los días en contra de su voluntad, ya que ha perdido su libertad en todo sentido, se la amarra a una silla donde se le borra la memoria y pasa por varios traumas cuando intentan matarla reiteradas veces, tanto que la afectación a su salud mental es gravosa por lo que carece de derechos, ya que no puede salir del parque, pues no tiene decisión sobre nada, no entiende lo que pasa, y, al parecer, no tiene apoyo psicológico. Se puede analogar con la realidad de la pandemia, ya que cuando se anunció que los presos estarían en la fase dos para las dosis de las vacunas, muchas personas mostraron su desacuerdo e indignación, principalmente en redes sociales, pues al parecer la sociedad peruana se ha olvidado que los presos también tienen derechos, pues se les deshumaniza y las condiciones carcelarias son miserables e insalubres, a parte de ello hay personal que cuida, limpia y atiende en las cárceles, por lo que los únicos perjudicados no son los internos. 

En tercer lugar, un tema recurrente a lo largo del capítulo es lo que se desprende del castigo, pues hay un claro sentimiento de venganza y resentimiento hacia Victoria. Este sentimiento es muy común y normalizado, pues se refleja en el episodio de manera que los espectadores se vuelven parte del problema, configurando una doble moral. Incluso desde el inicio, se usa el sentimentalismo, ya que, como espectador(a), la seguimos por toda la trama como personaje principal y nos preguntamos el porqué de ese constante sufrimiento. Uno se cuestiona de qué sirve lo que le están haciendo si es que no se va a acordar, no solucionando el problema de fondo. Esta situación se asemeja a la idea de muchas cárceles: solo mandar a los actores de delitos y no optar por la resocialización. Una escena en particular llama la atención, ya que Victoria dice: “¿por qué me hacen esto?”, se quiere retratar lo que pensaba y sentía la niña que fue asesinada, en otras palabras que se ponga en el lugar de ella. Además, a lo largo de los sucesos está confundida, aterrada, siente miedo y temor y no hace nada, es sumisa, más bien su amiga Jem le dice que realice las cosas y que confíe en ella, tiene poder sobre ella, por lo que la posición de autoridad está presente y su influencia sobre Victoria para tomar decisiones.

Sobre lo descrito, la psicología juega un papel muy importante, pues analiza la venganza y la explica a partir del análisis que se le hace a las personas que son dueñas de este parque de “justicia”, encargadas de hacer sufrir a Victoria por un tiempo ilimitado, por lo que ya no se trata de un castigo, pues no hay un aprendizaje, en cambio se ve que hay sufrimiento reiterado el cual deriva en entretenimiento. Lo que le hacen no va a traer a la niña de vuelta, y lo más probable es que más personas hagan lo mismo y cometan crímenes, haciéndolo entretenido para el público, para que la audiencia justifique sus actos de violencia ante seres que son considerados como criminales, aquellos a los cuales ya no se les ve como seres humanos. Asimismo, la neurociencia explica lo que pasa en el cerebro, pues hay una sensación efímera de triunfo en los primeros momentos de la venganza que luego desaparece y uno se siente incompleto, realmente lo que crea es un constante recuerdo de lo que ha pasado y no se cierra la herida, causándonos dolor una y otra vez. Estos sentimientos y emociones, como la angustia y rabia no se procesan de manera correcta y cada persona es creyente de saber cómo debe castigar al criminal, lo que muchas veces se asocia con el narcisismo, llegando al límite del egoísmo puro (2015, Burgo).

 

Finalmente, por todo lo mencionado las preguntas que nos dejaría el episodio, son las siguientes: “¿Cuál es la función del derecho penal?”, “¿Qué crítica interna se hace a la sociedad y el sistema punitivo?” y “¿Hasta qué punto uno puede permitir el sufrimiento de otro ser humano por creencia de propia justicia y castigo?”.


Bibliografía

Brown, Ryan P.(2004), “Vengeance is mine: Narcissism, vengeance, and the tendency to forgive,” Journal of Research In Personality, 38, 576-584.

 

Burgo, Joseph.(2015) The Narcissist You Know. New York: Touchstone.

 

Chester, David S. and C. Nathan DeWall,(2017) “Combating the Sting of Rejection with the Pleasure of Revenge: An New Look at How Emotion Shapes Aggression,” Journal of Personality and Social Psychology, 112(3), 413-430.

 

Mendez, I. M. (2013). La pena: función y presupuestos. Derecho PUCP, (71), 141-167.

 

Penal, D., Penitenciarias, I., Familiar, E. (1985). Control Social. Fundación Universitaria de Jerez.

 

Schumann, Karina and Michael Ross,2010 “The Benefits, Costs, and Paradox of Revenge,”Social and Personality Psychology Compass , vol.4 (12), 1193-1205.

 

Serra Vila, A. (2015). Actualidad de las teorías de la retribución en el derecho penal: de la ley del Talión a las corrientes neo-retribucionistas: las doctrinas alemana y estadounidense.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *